edicion septiembre Mesa de trabajo 1

Cómo detectar si tu hijo es adicto a la tecnología

Las luces de los dispositivos electrónicos muchas veces parecen hipnotizar a los niños. Esta situación se agudiza si vemos la cantidad de aparatos electrónicos que tenemos en casa. Tablets, celulares y videojuegos resultan muy tentadores para los niños y también para los padres por la comodidad que ofrecen para entretener a los menores. 

En la vorágine de la vida actual, la tecnología a veces pareciera proporcionarnos tranquilidad y diversión, sin embargo el uso y abuso de pantallas se vuelve adictivo y como no, si está tan a la mano.
Un censo digital efectuado por la empresa VTR, que incluyó a más de 3.300 usuarios entre los 8 y 14 años, estableció que 7 de cada 10 niños cuentan con celular propio a los 9 años. De ellos, 40% se conecta más de 3 horas a Internet y un 52% revisa su celular por primera vez en el día entre las 7am y 8am. Pero esto no sólo afecta a los niños, ya que según ellos mismo un 36% considera que sus papás pasan mucho tiempo en su celular.
A simple vista este consumo es preocupante. Por eso te invitamos a poner atención a los siguientes puntos que te ayudarán a saber si tu hijo o hija está siendo adicto a la tecnología:
adictos a la tecnología- Tu hijo o hija NO come si no está viendo algún video en el celular, Tablet o computador.
- Pierden interés por todo lo demás. Los pequeños sólo parecen sentirse motivados por el uso de las nuevas tecnologías y el uso de internet. Por eso a veces si le hablas apenas te contestan con monosílabos, sin dejar de mirar la pantalla.
- Tus hijos te apuran constantemente para que les pases tu celular cada vez que lo estás utilizando.
- Si le quitas tu celular o regulas su uso, hay una pataleta que no puedes detener y el escándalo dura un rato prolongado sin importar el sitio ni quien esté presente. Incluso puede llegar a mentir para usar los dispositivos, diciendo que tiene trabajos, o necesita consultarlo para una tarea.
- Los temas de conversación son sólo sobre lo que ven en los aparatos electrónicos.
- No controlan la ansiedad en caso de recibir un mensaje y no poder ver de que se trata de inmediato.
- Los dibujos que tus hijos hacen poseen poco o nada de naturaleza y están llenos de figuras de acción o personajes de series que ven.
- Su calidad de sueño ha empeorado, bruxa en la noche o tiene pesadillas.
- No es capaz de quedarse quieto mientras observa las pantallas, salta y grita frente al dispositivo.

Todos concordamos en que la tecnología es una tremenda ayuda para muchos efectos como diversión o apoyo escolar, así es que incorporarla a nuestra rutina de manera sana es primordial. Por eso es necesario establecer el horario de uso del celular, el tiempo de uso y tener especial ojo con y redes sociales. Considera además compartir un momento familiar en torno a la tecnología para conocer lo que tus hijos consumen y conversar sobre las precauciones que hay que tener en internet, que nos guste o no, es un potente canal de información y una de las nuevas maneras de relacionarse.