diciembre 01

Conoce los beneficios y perjuicios de que tus hijos sean vegetarianos

Poco a poco ser vegetariano o vegano se hace más popular entre jóvenes y niños. Las razones pueden ser variadas como estar en contra del sufrimiento animal o simplemente comer más sano.
Según la Encuesta Nacional del Medio Ambiente, cerca de 1,5 millones de chilenos no consume carne en su dieta diaria. En tanto cerca de un 75% de las personas estarían dispuestos a disminuir su consumo para evitar consecuencias ambientales en la producción de carne.
Pero para muchos padres el que sus hijos dejen de comer proteínas es una preocupación, pues traería consecuencias como pérdida de peso, fragilidad en el pelo, hasta podría producir anemia por falta de proteínas.
Pero no hay de qué preocuparse, en 2016 la Academia Americana de Nutrición y Dietética determinó que las “las dietas vegetarianas apropiadamente planificadas, incluyendo las veganas, son saludables para todas las etapas de la vida como la lactancias, infancia, adolescencia, vida adulta y vejez”.
Pero no se trata solo de sacar la carne de la dieta. Es necesario consultar a especialistas para poder reemplazar los nutrientes que éstos entregan. Acá te dejamos algunas sugerencias para que puedas dejar de lado la carne y que tu organismo no sufra consecuencias.

  • vegHierro: su consumo ayuda a generar glóbulos rojos, por lo que es importante consumir porotos, brócoli, uvas, pasas, trigo y tofu. Los cereales fortificados con hierro son una buena alternativa.
  • Proteínas: sirve para mantener sana la piel, los huesos, los músculos y los órganos. Los huevos son una gran fuente de proteínas, además de las nueces, mantequilla de maní, semillas, granos y legumbres. 
  • Calcio: fortalece los huesos y ayuda a prevenir la osteoporosis. Los productos lácteos son la principal fuente de calcio, en una dieta vegana se puede sustituir por soja o almendras o suplementos de calcio.
  • Vitamina B12: ayuda a producir glóbulos rojos y prevenir la anemia. Se obtiene al consumir huevos o productos lácteos. Un vegano puede consumir productos fortificados con esta vitamina. Esto incluye la leche de soja y algunos cereales. 
  • Zinc: es vital para su sistema inmunológico. Se encuentra en quesos, granos, nueces y productos de soja.