edicion mayo Mesa de trabajo 1

Conoce los beneficios del yoga y pilates

Para muchos practicar yoga se traduce en un cambio de vida. Es que a nadie le hace mal bajar las revoluciones y tomarse unos minutos para conectarse con su mente, lo que rápidamente se traduce en cambios físicos. 

Pese a que las clases por lo general van de 45 a los 90 minutos, bastaría practicarlo 20 minutos para sentir los cambios.
La mayoría de las prácticas comienzan y terminan con un tiempo de meditación que nos permite relajarnos, al dejar de lado las preocupaciones diarias como el trabajo, el estrés y las preocupaciones.
Pero no es solo un relajo pasajero, la práctica del yoga tiene variados beneficios como:
yoga• Aumenta la flexibilidad: uno de los cambios más increíble y que se nota al poco tiempo de practica es que el cuerpo se siente mucho más flexible, lo que permite evitar lesiones. Si no has practicado yoga antes, puedes sentir el cuero rígido puede que te resulte complejo hacer algunas posturas. Sin embargo, al poco tiempo verás el progreso en tus “asanas”. Con esto, poco a poco irán desapareciendo muchos de los dolores musculares provocados por las tensiones y por las malas posturas.
• Beneficios para tu corazón y pulmones: la práctica constante de esta disciplina ayuda al funcionamiento del aparato cardiovascular y los pulmones, especialmente con esas posturas que fomentan la resistencia y equilibrio.
• Ayuda a la regulación del sistema nervioso y endocrino: ayuda a mejorar las capacidades de los sistemas nervioso y endocrino, que se encargan del proceso de recepción, integración y respuesta de la información que reciben cuerpo y mente y la regulación de las hormonas.
• Adiós al estrés: el contacto con el cuerpo y la mente, la meditación y la preocupación por una respiración correcta, ayuda a disminuir el estrés y a ser conscientes de nuestros cuerpo y órganos.

Otra opción es pilates

pilaMenos conocido que el yoga, esta es una disciplina centenaria que combina ejercicios de equilibrio y resistencia que mejoran el cuerpo y la mente en pocas semanas.
Si bien en sus inicios se centró en la rehabilitación física y en la prevención de los dolores de espalda, hoy su práctica está extendida a gente que le gusta mantener su estado físico, potenciando la flexibilidad en prácticas de 45 minutos. Dentro de sus beneficios se cuenta:

• Conocer tu cuerpo: su práctica permite conectarte con tu mente, gracias al trabajo muscular y la respiración. Con estos ejercicios cada persona es más consciente de sus limitaciones físicas y también mejora su flexibilidad.

• A la medida: otra gracia de esta práctica es que no tiene restricciones ya que es posible adecuarla a la capacidad de cada cuerpo, incluso para aquellos que padecen enfermedades articulares o musculares, ya que ayuda a fortalecer las extremidades del cuerpo

• Momento de relajación: el nivel de relajación es tan único que a quienes lo practican les permite conciliar mejor el sueño gracias a las técnicas de respiración y fuerza.

• Una postura correcta: aprenderás a mantener una posición de la espalda recta, contrayendo el estómago y poniendo los hombros correctamente.