edicion diciembre 2018 02

Apoya a tu hijo tras los resultados de la PSU

Pasado ya el hito de la PSU, el estrés sigue presente, no lo pierdas de vista. Muy probablemente tu hijo o hija continuará un poco estresado y tal vez muestre rechazo a hablar del tema PSU. 

Puede que tampoco le interese tocar el tema de la carrera que “ya debería tener clara” e incluso ande muy irascible. Tú, respira.

Te proponemos lo siguiente para ayudarle a llevar mejor esta espera insufrible de los resultados, especialmente si existe la posibilidad que los resultados no sean los esperados.

- psuDale permiso reunirse con sus amigos, sin duda sería un tremendo relajo el divertirse con sus amigos y de forma natural, entre sus pares podrán hablar de la PSU y sus intereses sin presiones.
- Hagan una salida familiar, eso lo distraerá y podrán compartir en familia sin tener que tocar el tema PSU, a menos que él o ella de pie para el tema.
- Deja que duerma lo que necesite, los períodos de estrés y sobreexigencia física, emocional y mental conllevan un cansancio posterior que es necesario atender. Mantén, de igual manera una estructura en su horario, no se trata tampoco de que se duerma a las 3 am y despierte a las 14 hrs, eso no es sano.

- Dale espacio pero no dejes de estar presente, acércate y abrázale. Darle seguridad en este momento es crucial. Si puedes, sal a tomar algo y a conversar tranquilamente, un ambiente distinto a la casa también es de ayuda para sentir menos presión.

Sé paciente, recuerda que lleva meses en estrés, ya acabó la PSU pero el estrés aún no acaba, los resultados siguen alimentándolo. Luego viene la decisión de la carrera que va a estudiar durante cinco o más años ¿Te agobiaste de sólo leerlo? Pues imagina como está tu hija o hijo. Respira, cobija y sigue, eres su pilar.