edicion noviembre 02

Cómo cuidar la piel después de los 40

La piel es el órgano más grande de tu cuerpo, mide aproximadamente 2 mts cuadrados, regula la temperatura de tu cuerpo, almacena agua y grasa, impide el paso de bacterias y nos mantiene hidratados.
Llegan los cuarenta años y el metabolismo se ha relentizado, si te cortas, la piel ya no se regenera ni tan rápido ni tan eficazmente. Pierde elasticidad por la baja de colágeno y aparecen las primeras líneas de expresión y arrugas, tus mejillas ya no están firmes, hay un poquito de flacidez y puedes ver el efecto “perrito bulldog”. Considera el factor hormonal dentro de los cambios en tu piel como pigmentación de algún tipo o incluso la aparición de vello facial.
Te proponemos los siguientes cuidados para ayudar a tu piel a estar saludable:
401.- Bebe diariamente al menos 2 lts de agua. No te engañes con bebidas, jugos, infusiones, té o café, no cuentan como líquido para hidratarte, es más, si consumes infusiones, té, café o mate, te deshidratas así es que bebe un vaso adicional de agua.
2.- Incluye en tu dieta frutas y verduras y disminuye el consumo de sal, verás como tu piel a los pocos días luce radiante.
3.- Usa una crema humectante, si tiene además colágeno y factor solar, mucho mejor.
4.- Si quieres algo más natural elige algunos de estos aceites: Aceite de Jojoba que sirve para desmaquillarte, mantiene tu piel hidratada, disminuye la oleosidad, previene arrugas, disminuye el acné y sana los labios agrietados. También sirve el Aceite de Oliva, es especial para prevenir arrugas en pieles secas y maltratadas, si tu piel es grasa no te lo recomendamos hará que sea más oleosa aún. Y por último ésta joyita, Aceite de Granada que mejora la piel seca, previene manchas y arrugas, posee cualidades anti inflamatorias, mejora la cicatrización, mantiene la piel suave y limpia el rostro, es completísimo.
5.- No fumes. Además de todos los daños que tú ya conoces, deshidrata tu piel, reseca tu cabello y propicia las arrugas alrededor de los labios que son casi imposibles de atenuar.
6.- Reduce tu consumo de alcohol, la deshidratación por alcohol es dramática. Si bebes, ten la precaución de aumentar tu ingesta de agua, ayudarás a mantenerte hidratada y la resaca será mucho menor.
7.- Visita a tu médico, ginecólogo para controlar tus niveles hormonales y dermatólogo si te interesa una crema de preparación personal.
No te obsesiones con una piel tersa y perfecta, acepta el paso del tiempo en el cuerpo como parte de tu vida. Las canas y arrugas son lindas si tu actitud hacia ti misma es de seguridad y amor propio.