agosto 01

Combate el estrés a través de la alimentación

estresDiariamente nos enfrentamos a situaciones que nos estresan, las que vamos acumulando en el cuerpo. Es por eso que es necesario tomar un respiro y frenar esta vorágine, de lo contrario comenzaremos a somatizar físicamente distintas dolencias o bien enfrentaremos cuadros de ansiedad o angustia que nos sobre exigirán psicológicamente.

En muchas ocasiones pasamos por alto algunos síntomas del estrés como cambios en el ciclo del sueño, irritabilidad, cambios de humor, alteración del apetito, problemas de concentración etc, pero afortunadamente existe un “remedio natural” que nos permitirá controlar diariamente este cansancio.

Este método es a través de la alimentación, recordemos el viejo dicho: “Tu alimento, tu medicina”.

Existen alimentos que son depresores y que aumentan el PH de nuestro cuerpo inflamándolo y coayudando a la incubación del estrés, estos son:

- Los lácteos y sus derivados
- Las frituras
- Carnes rojas y el alto consumo de carnes procesadas y embutidos
- Chocolate con un porcentaje de cacao inferior al 85%
- Todos los refinados (harina, azúcar, arroz y sal)
- Té negro o ceylán
- Café
- Bebidas de fantasía
-Bebidas alcohólicas

Pero no te alarmes que existen alimentos que te ayudarán a eliminar ese estrés, por eso debes incorporarlos a tu dieta.

- Aceite de coco: su grasa es saludable por lo que ayuda a tu organismo alcalinizándolo. Te permite reemplazar el aceite de maravilla.
- Cítricos: frutas como la naranja, el limón, lima o pomelo, te entregarán la Vitamina C, la que ayuda a fortalece huesos, ligamentos y tendones.
- Verduras: en especial las de hojas verdes como la espinaca, la lechuga y acelga, que tienen bajo valor calórico y son una excelente fuente de minerales como el potasio, magnesio y calcio, los que ayudan al funcionamiento del sistema nervioso y muscular. Por otro lado aumenta el consumo de coliflor, brócoli, rábanos, repollo, pimentón y por supuesto la palta cuyas grasas son especiales para el cuidado cerebral.
- Proteínas magras: como el pescado azul, salmón (procura que sea orgánico), jurel, atún o sardinas, todos ricos en Omega3, que ayuda a reducir el colesterol malo o LDL y tienen un efecto antiinflamatorio.
- Infusiones: la manzanilla, melisa y lavanda son un bálsamo para tu sistema nervioso, consúmelas antes de acostarte y disfruta un merecido descanso.

Procura poner atención en lo que has estado comiendo últimamente y comienza a cambiar tu alimentación, preparaciones saludables disminuirán tus niveles de estrés y aumentará tu producción de dopamina para restablecer tu bienestar. No esperes a que el estrés te desborde para dedicarte a cuidar un poco de ti. Ir despacio también es una forma de ir.