octubre 01

Cómo afecta a tu organismo el cambio de hora

 Como todos los años, ha llegado el momento de ajustarnos al horario de invierno que nos permite comenzar con luz día evitando así el aletargamiento del cerebro cuando nos levantamos a sueñooscuras volviéndonos vulnerables a accidentes por andar desconcentrados.

En el período de adaptación, pueden manifestarse algunos trastornos relativos a la salud, alteraciones del sueño, cambios anímicos, estrés, bajo rendimiento físico e intelectual. La variación o falta de sueño propicia la baja productividad, una deficiente concentración y dificultad en la comprensión de las tareas diarias. Obviamente esto produce irritabilidad que dificulta las relaciones interpersonales, familiares, laborales y circunstanciales.

Es por esto que debemos procurar una ingesta liviana de comida la noche anterior al cambio de hora para poder conciliar el sueño sin tanta dificultad. Realizar una rutina durante el primer mes, en donde además procuremos un baño caliente, una infusión de lavanda antes de dormir y apagar el televisor serán cruciales en este periodo de adaptación para que los cambios pasen lo más desapercibido posible para nosotros y nuestro entorno.

Además, para los niños resulta muy beneficioso acostarlos un poco antes y eliminar las horas frente a la TV, celular o cualquier aparato electrónico.